Pocas personan combinan en la actualidad el ejercicio periodístico y la creación literaria, con tanto acierto como Marta Robles, y es que esta dualidad tan común en otras épocas se le da muy bien a la autora que además de dejar impreso su particular estilo en varios de los medios de comunicación más importantes de España y haber publicado varios títulos de no ficción, nos ha sorprendido con cuatro libros de ficción entre los que se destaca la celebrada novela Lucía y los espejos, galardonada en 2013 con el Premio de Novela Fernando Lara.

Los invitamos entonces a transitar por el Túnel de letras en compañía de Marta Robles.

¿Cómo ha contribuido su carrera como periodista al desarrollo de su obra como escritora? Supongo que de una manera definitiva, aunque no sea del todo consciente de ello. En realidad mi vocación literaria es muy anterior a la periodística. Yo quería ser escritora desde niña, probablemente porque siempre me fascino leer; pero es cierto que cuando empecé la carrera de Periodismo me volví una auténtica adicta. El Periodismo es un veneno que si entra en la sangre se queda para siempre. Y más que matar da la vida. Por lo menos a mí. Y como cuando uno es periodista, necesariamente tiene que cumplir ciertas reglas como las de documentarse, contrastar la información o ser muy riguroso, todo eso se convierte en un hábito a la hora de contar cualquier historia. Diría que tiene de bueno que contribuye a que la ficción que escribimos sea bastante verosímil y de malo que podemos llenarla de datos de más, por esa necesidad de asegurarnos de que todo quede perfectamente explicado. Cuando veo que voy por ese segundo camino pienso en aquello que decía Borges de “ante todo no seas obvio”.

Seguir leyendo.

Anuncios